Greenwashing / Socialwashing: las implicancias de las denuncias de lavado verde y social y la relevancia de la verificación como herramienta para evitar dichos riesgos

La Comisión Europea publicó, el 22 de marzo de 2023, una propuesta de Directiva para hacer frente a las publicaciones de las organizaciones sobre falsos compromisos con la sostenibilidad ambiental. Muchas son las dudas que se generan en torno a los términos greenwashing y/o socialwashing, pero ¿sabemos lo que realmente significan?

El greenwashing y/o socialwashing, de un modo general, son prácticas engañosas en las que empresas y organizaciones hacen afirmaciones falsas o exageradas sobre el impacto ambiental o social positivo de sus productos o servicios. Es lo que conocemos como “ecolavado, ecoblanqueo” en términos ambientales y como acciones que realizan determinadas compañías en difundir su implicación en campañas en pro de causas específicas (derechos humanos, igualdad de género, oportunidades laborales) en términos sociales en el más sentido amplio de la palabra.

A lo largo de los últimos años, hemos sido testigos de denuncias a grandes compañías por haber demostrado incumplimientos en las Políticas Ambientales, Sociales y de buen Gobierno que promulgaban (Políticas ASG), dañando seriamente su reputación, mermando la confianza de los consumidores en las afirmaciones de sostenibilidad que promulgaban pero que no cumplían. En este sentido, todo este tipo de prácticas hacen denostar realmente a aquellas organizaciones que ofrecen productos y servicios verdaderamente sostenibles, lo que dificulta un calado real en la Sociedad y la transición hacia una economía más sostenible en línea con la comunicación de la Comisión del Parlamento Europeo sobre la Estrategia para financiar la transición hacia una economía sostenible.

Con todo el contexto anteriormente descrito y para evitar los riesgos ya expuestos, es fundamental que las empresas y organizaciones, tanto desde el punto de vista privado, como desde el sector público, se sometan a procesos de verificación por parte de un tercero independiente que validen de forma fehaciente que las organizaciones cumplen con los compromisos ambientales y sociales que promulgan, validando, por tanto, sus afirmaciones en términos de sostenibilidad. 

La verificación es, por tanto, una herramienta clave para garantizar que las afirmaciones de sostenibilidad sean precisas y verificables, y que los productos y servicios sean verdaderamente sostenibles.

En este sentido, la propuesta de Directiva introduce el concepto de exigir una verificación de las afirmaciones realizadas por las empresas y del cumplimiento de su etiquetado categorizado como ambiental. Más concretamente, en sus artículos 10 y 11, se definen las condiciones de esta exigencia, de entre las que destacan:

  • “Los estados miembros establecerán procedimientos para verificar la justificación y comunicación de las afirmaciones ambientales explícitas”.
  • Los Estados miembros establecerán procedimientos para verificar el cumplimiento de los sistemas de etiquetado.
  • La verificación se llevará a cabo por un verificador que cumpla los requisitos establecidos.

Por tanto, todos somos conscientes de que las denuncias de greenwashing y/o socialwashing son un riesgo para la sostenibilidad y el desarrollo sostenible de aquellos productos y/o servicios que demuestran realmente su compromiso con la Sociedad y el Medio Ambiente y la verificación es una herramienta clave para garantizar la precisión y conformidad de las afirmaciones en materia de sostenibilidad. Por tanto, las empresas y organizaciones deben apalancar sus compromisos ambientales, sociales y de buen gobierno a través de herramientas como son las verificaciones independientes, transparentes y creíbles para validar realmente su comportamiento y sus acciones en pro de la sostenibilidad y evitar el lavado verde y/o social.

Desde el Departamento de Finanzas Sostenibles de EQA, fuimos el primer verificador aprobado por Climate Bonds Iniciative (CBI) para la verificación de Bonos y Préstamos Climáticos. Asimismo, somos un verificador externo incluido en la lista oficial de revisores externos del International Capital Market Association (ICMA), para la verificación de Bonos Sostenible. Además, EQA sido la primera entidad acreditada en España por ENAC para la Validación del cumplimiento del Principio Do Not Significant Harm (DNSH), para todos aquellos proyectos que optan a ayudas que provienen del Mecanismos de Recuperación y Resiliencia de la Comisión Europea.

 

 

Jorge Barbero

Jorge Barbero

Finanzas Sostenibles en EQA

EQA                                                                    

Quiénes somos

Equipo

Acreditaciones ENAC

Delegaciones

Noticias

Campus EQA

Próximos webinars EQA

Trabaja con nosotros

Solicitud de información y procedimientos

Blog

Servicios ESG

 

Certificación I+D+i                                         

Deducciones fiscales I+D+i

Bonificaciones Personal Investigador

Pyme Innovadora

Joven Empresa Innovadora

Otras Evaluaciones de I+D+i

Selección expertos UNESCO

Informes Motivados

 

Cambio Climático                                           

Huella de Carbono

Verificación Gases Efecto Invernadero

Ecodiseño

Auditoría Energética

Proyectos Clima

Economía Circular

Mecanismos de compensación

 

Licencias Urbanísticas                                  

ECU

ECCOM

ECUV

 

Confianza Next Generation                            

DNSH

Taxonomía Europea

Plan de Recuperación y Resiliencia

 

Síguenos                                                                                      
Calle Joaquín Bau nº 2 | 1ª Planta | Escalera Derecha | 28036 Madrid
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad