ISO 17100 Calidad en Servicios de Traducción

  • ISO 17100
  • Aspectos de la Norma ISO 17100

La ISO 17100 está dirigida tanto a empresas que prestan servicios de traducción como a aquellas organizaciones que tienen un departamento de desarrollo internacional y que están acostumbrados a gestionar sus propias traducciones.

Dada su estructura, es muy fácil la integración de esta norma con la ISO 9001 y la unificación de ambas auditorías.

La norma está fundamentada en los siguientes puntos:

  • - La necesidad de que exista un sistema de gestión que facilite el control del proceso y estado de los proyectos.

  • - La cualificación del personal técnico que interviene en los proyectos, definiendo unos requisitos mínimos para cualificar a una persona como traductor o como revisor, no solo en la lengua en cuestión sino también en el tema objeto de la traducción.

  • - La necesidad de introducir la figura del revisor en todos los proyectos que cumplan con esta norma como elemento facilitador de asegurar que se obtiene el resultado que busca el cliente.

  • - La identificación y revisión de los requisitos del cliente y el cierre del proyecto con la confirmación de que el mismo ha sido satisfactorio.

Todo servicio de traducción conforme a la norma ISO 17100 tiene que incluir, al menos, traducción y revisión.

  1. Traducción y comprobación. Un traductor con las competencias adecuadas traduce los documentos y, tras finalizar la traducción inicial, verifica su propio trabajo.
  2. Revisión. Una persona diferente del traductor revisa la traducción. La norma define revisión como el “examen de una traducción respecto a su adecuación a la finalidad prevista, cotejo de los textos de origen y de destino, y recomendación de las correcciones pertinentes”.
Más información:

Contacta con nosotros para obtener más información sobre ISO 17100