Fin de Condición de Residuos: Subproductos

 

  • Fin de Condición de Residuo: Antecedentes
  • Regulación estatal sobre residuos y suelos contaminados
  • Regulación comunitaria sobre gestión de residuos

Según las previsiones de Naciones Unidas, durante las próximas décadas, la población global se incrementará hasta los 9.100 millones de personas en 2050.

Con las cifras de población estimadas para 2050, harían falta casi 3 planetas Tierra para proporcionar los recursos naturales necesarios para mantener los modos de vida actuales.

La economía circular es un elemento clave de transformación hacia un modelo de desarrollo y crecimiento más innovador, competitivo y sostenible, que permita maximizar los recursos disponibles, para que estos permanezcan el mayor tiempo en el ciclo productivo y reducir la generación de residuos, aprovechando al máximo aquellos residuos cuya generación no se haya podido evitar.

La Estrategia Española de Economía Circular, “España Circular 2030”, representa el marco estratégico y de actuación imprescindible para facilitar y promover la transición hacia la economía circular.

Uno de los ejes de actuación sobre los que se focalizarán las políticas e instrumentos de la Estrategia Española de Economía Circular es la gestión de residuos.

Ya en el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos 2016-2022, se contemplan los siguientes principios, en orden jerárquico:

  1. Prevención de la Generación
  2. Reutilización
  3. Reciclado
  4. Valorización

El artículo 5 de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, sobre fin de la condición de residuo, otorga al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente la potestad para establecer mediante orden ministerial, los criterios específicos que determinados tipos de residuos que hayan sido sometidos a una operación de valorización deberán cumplir para que puedan dejar de ser considerados como tales.

Es el Ministerio quien toma la decisión sobre los flujos de residuos para los que es más adecuado evaluar el posible establecimiento de criterios de fin de condición de residuo.

Órdenes Ministeriales de fin de la condición de residuo aprobadas

  • Orden APM/205/2018, de 22 de febrero, por la que se establecen los criterios para determinar cuándo el aceite usado procesado procedente del tratamiento de aceites usados para su uso como combustible deja de ser residuo con arreglo a la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.
  • Orden APM/206/2018, de 22 de febrero, por la que se establecen los criterios para determinar cuándo el fuel recuperado procedente del tratamiento de residuos MARPOL tipo c para su uso como combustible en buques deja de ser residuo con arreglo a la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.


Obligaciones del productor:

El productor deberá aplica un sistema de gestión de calidad verificado externamente, como la norma ISO 9001 vigente u otra similar, con requisitos adicionales establecidos en la Orden APM.

Para poder certificar que cada paso crítico de la producción se ha llevado a cabo de acuerdo con las correspondientes normas de proceso o de calidad y que cualquier toma de muestras y análisis se han llevado a cabo mediante estándares reconocidos, el sistema de aseguramiento de la calidad será sometido cada tres años a una auditoría de certificación a través de un sistema de verificación externa y/o auditoría de tercera parte.

La Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008, sobre los residuos y por la que se derogan determinadas Directivas, establece, en su artículo 6, las condiciones que debe cumplir un residuo para dejar de serlo, adoptándose los siguientes reglamentos:

  • - Reglamento 333/2011 (Chatarra de Hierro, Acero y Aluminio)

  • - Reglamento 1179/2012 (Vidrio recuperado)

  • - Reglamento 715/2013 (Chatarra de Cu)

 
Obligaciones del productor

 El productor deberá aplicar un sistema de gestión de la calidad apto para demostrar el cumplimiento de los criterios indicados en los reglamentos de referencia.

Un organismo de evaluación de la conformidad como se define en el Reglamento (CE) no 765/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de julio de 2008, por el que se establecen los requisitos de acreditación y vigilancia del mercado relativos a la comercialización de los productos (1), que haya obtenido una acreditación con arreglo a ese Reglamento, o cualquier otro verificador medioambiental, como se define en el artículo 2, apartado 20, letra b), del Reglamento (CE) no 1221/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2009, relativo a la participación voluntaria de organizaciones en un sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS) (2), verificará si el sistema de gestión de la calidad cumple los requisitos del presente artículo. La verificación se llevará a cabo cada tres años.

EQA está acreditado por ENAC como verificador EMAS, y dispone de competencia para la verificación del cumplimiento del sistema de gestión de la calidad con los requisitos en los reglamentos de referencia, en función del tipo de residuos (Chatarra de hierro/Acero/Aluminio, Vidrio recuperado, Cobre).

Contacta con nosotros para obtener más información sobre Fin de Condición de Residuo